Un buen ambiente de trabajo


iSpeech
La necesidad de establecer vínculos es inherente al ser humano...Todos tenemos modelos de relación que hemos aprendido de tiempo atrás y que probablemente vamos repitiendo sin darnos cuenta...

Las relaciones interpersonales son indispensables,  la calidad de nuestras relaciones influye en nuestro desarrollo personal y profesional. Las personas que nos rodean funcionan como espejo de nuestras áreas de oportunidad, de nuestras fortalezas, y de nuestras debilidades...

Para recordar:

Haz equipo.
En un equipo todos los integrantes tienen una función o un papel en especial, todos unen sus talentos para alcanzar un bien común. Saben que si uno gana, ganan todos.

Si la empresa u organización avanza es porque sus integrantes lo están haciendo bien. El trabajo es colectivo y trasciende los protagonismos.

La envidia empobrece.
Todos tenemos puntos fuertes o áreas donde destacamos más...No entorpezcas las actividades de los demás, mejor respeta el rol de cada quien y busca unir esfuerzos. Ten la suficiente autocrítica y honestidad contigo mismo para determinar qué hace falta para que llegues a dónde anhelas.

Varias cabezas piensan mejor que una.
Se encuentran más y mejores soluciones bajo la perspectiva de varias ópticas.
Coopera con las actividades grupales y comparte tus ideas.

Competencia no es lo mismo que pasar por encima del otro.
Sería ingenuo  negar la competencia que hay en el ambiente laboral, pero es necesario distinguir entre el deseo de avanzar haciendo uso de todo el potencial con el que se cuenta y obstaculizar el desarrollo de los demás...el compañerismo, la convivencia sana y cordial son claves. Cada persona forma una pieza importante para el funcionamiento de la organización, entre mejor sea la comunicación, la interacción, mejores resultados habrá.

No puedes hacer todo tu solo
Necesitarás la ayuda de tu compañero de trabajo, por más capaz y autosuficiente que seas. Es humanamente imposible aislarse.

Las emociones son contagiosas
Todas las emociones, positivas o negativas son contagiosas. Sin embargo, las emociones positivas promueven cohesión social 1.
* Procura tener buen sentido del humor, sonríe.
* Haz favores.
* Cuida tu persona, tu presentación, tu salud.
* Intenta fortalecer la convivencia extra laboral.

Aprende de los demás y déjalos aprender de ti
En cualquier entorno las relaciones interpersonales son una fuente de riqueza invaluable, úsalas a tu favor. Recuerda que dar enriquece.

Ten una buena actitud.
* Sin prejuicios ni etiquetas.
* Receptivo a opiniones y sugerencias.
* Positivo, optimista.
* Amable

 

Psicólogo  Loredo Ruelas

 

Esta entrada fue publicada en Valores y Virtudes y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.